Rosario hizo punta marcando 75 figuras geométricas en los espacios verdes de esa ciudad. De esa manera delimitó zonas para que la gente pueda reunirse al aire libre respetando el distanciamiento social. Por cada círculo se aceptan hasta 10 personas.

La Municipalidad de Rosario le encontró la vuelta -o eso parece- al hecho de volver al aire libre sin violar las medidas básicas que impone la pandemia del coronavirus.

Para garantizar el distanciamiento social, la comuna pintó 75 círculos en los parques de la ciudad de manera tal que los ciudadanos puedan realizar picnics los fines de semana. Eso sí, no podrá haber más de 10 personas por círculo.

Se trata de zonas delimitadas para que la gente pueda reunirse en los espacios públicos, disfrutando de la naturaleza y evitando el contacto personal.

Los círculos, separados por dos metros cada uno, fueron trazados en una amplia franja verde. En principio, será a manera de prueba piloto, pero si funciona bien se ampliará a otros puntos de la ciudad santafesina.

Facebook Comments